Cuidados de Enfermería en Neonatos

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({
google_ad_client: “ca-pub-9603822690876598”,
enable_page_level_ads: true
});

MANEJO DEL DOLOR EN NEONATOS

“Dolor”, de acuerdo con descripción de la NANDA es un estado en el que el individuo experimenta y comunica la presencia de una molestia grave o de una sensación incomoda. De ahí la importancia de que conozcamos las formas en que los neonatos comunican el dolor.

Hasta mediados de los años ochenta, se creía que los neonatos no sentían dolor, pero los avances en la medicina han permitido conocer que los fetos desde las seis semanas de gestación ya tienen conexiones entre neuronas sensoriales y la medula; cuando tienen treinta semanas, ya esta completa la mielinización de las vías dolorosas, pero paradójicamente las vías inhibitorias del dolor completan su desarrollo hasta semanas después del nacimiento.

Manifestaciones del dolor en neonatos

Podemos dividirlas en dos:

Fisiológicas, por ende, de mayor complejidad para la salud del neonato, porque no todas las evidenciamos fácilmente hasta que utilizamos técnicas y/o procedimientos para su verificación. Entre las cuales podemos mencionar: Hipertensión arterial, taquicardia, vasoconstricción periférica, hipertensión pulmonar, taquipnea, aumento de la presión endocraneana.

De comportamiento, Expresión facial, postura, vocalización (a través del llanto).

Es importante mencionar que además de los procedimientos invasivos, los cuidados que se le brindan al neonato tales como el baño, cambio de posición, cuidados higiénicos, también provocan dolor en el niño que tiene una patología agregada.

Cuando los neonatos sienten dolor, se agotan tratando de mediar respuestas a los estímulos percibidos y cuando estos son repetitivos, provocan sensibilidad central que genera estados clínicos como la hiperalgesia y alodinia.

Existen escalas para medir el dolor, estas evalúan alteraciones fisiológicas, cambios de comportamiento o ambos. Entre las mas comunes tenemos: NIFCS, NIPS, CONFORT, PIPP, CRIES, APN, Escala de Susan Givens Bell. Sin embargo se debe tener en cuenta que algunos dispositivos o efectos de fármacos encubren manifestaciones del dolor, por lo que se vuelve difícil evaluarlo en estos casos.

Tratamiento del dolor en neonatos

No farmacológico:En este, es en el que mas puede trabajar el personal de Enfermería, ya que esta relacionado a proporcionar en el cuidado la calidez humana, limitar las manipulaciones y realizar con gentileza los procedimientos, que a su vez deben ser ejecutados por personal calificado y con experiencia. Cosas tan sencillas como respetar el patrón de sueño y evitarle estímulos sonoros y luminosos pueden contribuir en gran medida al manejo del dolor.

Algunas acciones que el personal de Enfermería puede realizar para favorecer el estado del niño son la posición adecuada, prona o supina utilizando nidos de confort, llevarle la mano a la boca o que este en contacto con los padres durante los procedimientos.

Otra actividad es la estimulación competitiva, que cociste en realizar roces, golpecitos o vibraciones suaves en la extremidad contraria a la que se le genera el estimulo doloroso, por ejemplo si estamos canalizando en la mano derecha, se realiza la estimulación competitiva en la izquierda.

La succión nutritiva y no nutritiva con sustancias dulces, también ha resultado útil, en especial la conocida como tetanalgesia, porque con el contacto con la madre se logra una mayor efectividad.

Farmacológico: Aunque no es indicado por el personal de Enfermería, es importante que conozcamos sus usos, así como también los cuidados específicos al administrarlos.

Tenemos los AINES, contraindicados en los menores de dos años por la función renal. Se deben administrar con dos horas de anticipación y no es aconsejable el uso de la vía rectal.

Los fármacos opiáceos, que por su actuación a nivel del SNC deben administrarse con estricta vigilancia ya que entre sus efectos secundarios están depresión respiratoria, hipotensión y broncoespasmo. Si son usados por más de una semana pueden llegar a provocar dependencia, por lo que no pueden ser suspendidos totalmente, sino de forma gradual.

Anestésicos locales, tales como cremas compuestas de lidocaína al 2.5% y Prilocaína 2.5%. No son efectivas en el dolor de la punción del talón.

Espero este tema les sea de mucha utilidad en la mejora de los cuidados de Enfermería,

Atentamente,

Licda. de Pacheco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s